facebook

Hay determinados días que tenemos siempre marcados en el calendario: el día del cumpleaños de nuestra madre, padre, hermanos… y, por supuesto, esos días que son festivos que son motivos de celebración. Uno de estos días es el Día de Todos los Santos. Regalar flores para la celebración del Día de Todos los Santos es un acto muy importante, que nos sirve para recordar a nuestros familiares.

Todos los días 1 de noviembre homenajeamos a todos nuestros seres queridos que por desgracia, ya no se encuentran entre nosotros. En cada lugar del mundo tienen una tradición distinta.

Una de las claves de esta tradición es regalar flores para la celebración del Día de Todos los Santos y visitar donde descansan nuestros allegados que ya no están con nosotros y brindarles respeto.

 

Regalar flores para el Día de Todos los Santos

 

Flores para regalar

Las flores son un detalle muy bonito para regalar. Quedan en el recuerdo de quién lo recibe y de quién lo envía.

También se usan como decoración del hogar, para aportar estilo a la vivienda.

Detrás de cada ramo de flores se encuentra un motivo. Cada persona guarda una intención cuando se decide a enviar flores.

Regalar flores en eventos especiales en muy importante, ya que cumplen una función clave. Muchos de estos eventos pueden ser las BBC (bodas, bautizos y comuniones), cumpleaños, aniversarios, día de la madre, etc.

 

Flores para difuntos

Las flores para la celebración del Día de Todos los Santos son fundamentales.

Los ramos florares cumplen una función primordial para homenajear y recordar a los nuestros en este día tan señalado.

No sólo importa la estética o la belleza del centro o ramo en sí mismo, sino el mensaje que se quiere plasmar con este regalo especial.

Como ya hemos visto antes, llevar flores a las tumbas de nuestros seres queridos, además de ser una tradición, es una señal de recuerdo y nostalgia.

A continuación, te contamos más sobre el significado de las flores más típicas para la celebración del Día de Todos los Santos: risantemos, margaritas, rosas, lirios, claveles y tagete.

 

Flores típicas del Día de Todos los Santos

  • Crisantemos: Es la flor más típica del Día de Todos los Santos. Simbolizan la alegría y el deseo de una larga y próspera vida. Además, también es una planta ideal para poner en nuestro jardín.
  • Margaritas: Las margaritas simbolizan el amor leal y tienen el poder de alegrar como ninguna otra flor, de la manera más sencilla. Son perfectas para un día como este.
  • Rosas: Las rosas representan el amor, la valentía y el respeto. Estas rosas florecen durante todo el año. Son geniales para la decoración y es una gran tradición utilizarla en el día de los enamorados.
  • Lirios: Los elegantes ramos de lirios son protagonistas en este día, ya que su aspecto sereno está asociado a momentos de superación de una pérdida.
  • Claveles: Los claveles son representantes del afecto, y si buscas algo resistente y sencillo, son una gran opción. Podemos encontrarlos en una gran variedad de colores.
  • Tagete o clavel moro: También son muchas las personas las que optan por estas flores, ya que en la creencia mexicana se pensaban que tenía propiedades espirituales, porque ayudaban a guiar las almas de los difuntos.

 

Flores típicas del Día de Todos los Santos

 

Celebración del día de Todos los Santos

La Iglesia católica celebra el día 1 de noviembre la Festividad de Todos los Santos en memoria de las personas que llegaron al cielo.

La fiesta de Todos los Santos está destinada a todos los difuntos, donde los familiares y amigos más cercanos ponen flores sobre sus nichos.

En esta fecha tan señalada en el calendario, vamos a hablar sobre su origen y, a continuación, veremos cómo se celebra por todo el mundo.

 

Origen del Día de Todos los Santos

Esta fiesta cristiana tiene su origen en el Siglo IV. La Iglesia primitiva celebraba el aniversario de un mártir en el lugar del martirio.

Durante la persecución del emperador Diocleciano, el número de muertos creció por lo que era imposible celebrar una rememoración en nombre de cada uno de los fallecidos, y se estableció un día en común para el homenaje de todos ellos.

En Oriente consta que ya se celebraba anteriormente una fiesta en honor de todos los santos. La fecha de esta celebración estaba fijada en el 13 de mayo para las Iglesias de Siria y el primer domingo después de Pentecostés para las Iglesias de Antioquía.

En el Siglo IX, el Papa Gregorio IV trasladó la fiesta al día 1 de noviembre, para contrarrestar la celebración pagana del «Samhain» o Año nuevo Celta, conocido actualmente como Halloween, que ce celebra la noche del 31 de octubre.

 

Celebración del Día de Todos los Santos en España

España

En España esta festividad está rodeada de tradiciones y costumbres.

En este día es costumbre visitar a los antepasados a las tumbas con un ramo de flores e ir a la misa que celebran las iglesias en esta festividad.

Es un día para pasarlo junto a la familia y seres queridos.

Además, en España se tiene como tradición presentar en los teatros la obra de José Zorrilla “Don Juan Tenorio”.

En España desde hace varios años se celebra el Día de Todos los Santos por comunidades autónomas y ciudades, cada una con sus distintas tradiciones.

 

Canarias

La tradición en las islas viene marcada por la Fiesta de los Finaos.

Se celebra de manera particular, con costumbres que giran en torno al recuerdo de los seres queridos que ya no están.

Una de las principales tradiciones es ir de casa en casa preguntado si hay “Santos”. En ese momento la dueña de la casa sale y deposita en las cestas de los más pequeños almendras, nueces, castañas o higos pasados.

Por las tardes, las familias se reúnen para recordar a los difuntos y la mujer de mayor edad de cada familia, recuerda a los seres queridos contando anécdotas mientras cenan todos juntos los frutos de la temporada.

Actualmente, esta fiesta ha ido más allá y se celebra en las calles con una gran hoguera y música para todos.

 

Andalucía

Cádiz

En esta ciudad del Sur pasan el día con la alegría y el humor que caracteriza a los gaditanos.

En Cádiz se denomina la Fiesta de los Tosantos, una fiesta del siglo XIX. Esta fiesta consiste en adornar el mercado, los puestos y su entorno para la ocasión. Se hacen carteles y concursos para elegir el mejor y más original.

En Cádiz son costumbre los huesos de santos y los buñuelos de cidra.

 

Galicia

En Galicia celebran una tradición ancestral celta llamada “Samhain”. Ésta se lleva a cabo la noche del 31, aunque lo alargan hasta el siguiente día.

Es tradición decorar las casas y preparan calabazas para meter velas dentro de ellas.

También se celebra el “Magosto” que consiste en una reunión entre amigos alrededor del fuego.

 

Festividad del Día de Todos los Santos

 

Cataluña

En Cataluña esta fiesta se denomina “Castanyada”.

Las familias se reúnen alrededor de una mesa  junto a sus seres queridos, mientras comen castañas asadas y dulces como «panellets de piñones».

 

Castilla y León

Soria

En Soria aprovechan este día para rendir homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer y recrean una de sus leyendas de terror más conocidas, “El monte de las Ánimas”.

Se reúnen para escuchar la historia alrededor de una hoguera y, más tarde, algunos lanzan farolillos de papel al cielo.

 

Cómo se celebra el Día de Todos los Santos en el mundo

A pesar de que el Día de Todos los Santos es una fecha solemne, la tradición de esta festividad se ha desvirtuado con el paso de los siglos y cada país o región del mundo lo celebra de forma diferente.

Algunas de las tradiciones en este día tan especial.

 

México

Es uno de los lugares donde el Día de los Muertos y su forma de celebrarlo es conocido por todo el mundo.

La celebración en México se trata de vivirla de una forma alegre, con bromas, risas y con calaveras de colores, alegres y brillantes.

La celebración comienza con la decoración de los altares en honor de los difuntos en sus casas, iglesias y en las tumbas situadas en los cementerios.

En estos lugares se colocan diversas ofrendas, que incluyen fotografías, la comida y bebida favorita del difunto, flores, velas, etc.

En México, el Día de los Muertos giran en torno a unas flores, ya que sin ella según las creencias, los muertos no sabrían guiarse hasta la tierra de los vivos.

Estas flores para la celebración del Día de Todos los Santos se llaman flores de Cempasúchil, en España se las conoce con el nombre de Tagete.

En México, la fiesta se prolonga desde la noche hasta la madrugada del día siguiente, con fiesta, música y baile. Viven la festividad como si sus seres muertos estuviesen vivos.

Una de las tradiciones culinarias más importante de este día, celebrado en México, es el pan muerto, un pan decorado con huesos o calaveras.

La historia de los difuntos en México está muy relacionada con la figura de “La Catrina”, la eterna caricatura mexicana que simboliza a la muerte con una figura femenina cuyo nombre origina fue “La calavera garbancera”.

«El Día de Muertos es la única noche en la que nuestros muertos nos visitan«, dice Miguel el protagonista de la película Coco, creada por Pixar, que nos cuenta cómo se celebra en México el Día de los Muertos.

 

Tradición de la Festividad de Todos los Santos.

 

Brasil

El Día de los Finados es bastante similar a cómo se celebra el Día de Todos los Santos en España.

La tradición de este país sudamericano viene de los portugueses, de tradiciones católicas similares, que llegaron al nuevo continente.

Es tradición dejar objetos personales como camisetas y otro tipo de prendas del fallecido en las tumbas.

En Brasil esta festividad tiene lugar el día 2 de noviembre.

 

Japón

En Japón durante el verano se celebra la Festividad de Obon en honor a los espíritus.

El recuerdo de los ancestros está muy presente en la cultura japonesa. Las familias japonesas están muy conectadas a sus familiares fallecidos.

En Japón no ven la muerte como una ruptura, sino como la continuidad de la vida.

La celebración de Obon dura 3 días, donde los japoneses viajan a su lugar de origen para visitar a sus familias y honrar a sus antepasados.

En esos días se realizan celebraciones festivas, bailes, desfiles y encuentros llenos de alegría, de buenos deseos y mucha música.

Colocan lámparas rojas por todas partes y encienden un fuego para que guíe a los espíritus hasta las casas donde nacieron.

 

Celebración de la Festividad de Todos los Santos.

 

Dulces clásicos del día de Todos los Santos

En estas fechas llenas de calabazas y castañas, no pueden faltar estos típicos dulces de la celebración de todos los santos.

  • Buñuelos de viento: Es un tipo de masa frita rellena de crema, chocolate, nata o de lo que quieras. La leyenda cuenta que cuando te comes uno de estos buñuelos se salva un alma del purgatorio, por ello se ha convertido en una gran tradición de el Día de Todos los Santos.
  • Panellets: Es un dulce típico de Cataluña. Hecho de almendras, patatas, azúcar y piñones.
  • Huesos de santo: Estos dulces están hechos de masa de mazapán con forma de tubo. No tienen forma de huesos, se llaman así porque después de cocinarlos y echarles siropes, cogen un color beige muy parecido al de los huesos.

 

Dulces típicos en la festividad

 

Desde Rondón, te deseamos un Feliz Día de Todos los Santos.

En nuestras tiendas, tenemos diversas flores y ramos para este día tan especial para nuestros seres más queridos.

Esperamos que el origen y la historia de las típicas flores para celebración del Día de Todos los Santos les haya gustado. ¿Cómo celebras el Día de Todos los Santos? Cuéntanoslo en los comentarios.

 

Compra Online
Brico Rondón