Disponer de una piscina en tu propiedad es todo un placer en época estival y, sin embargo, solía convertirse en un auténtico quebradero de cabeza por cómo mantener tu piscina durante el invierno.

Cuando terminaba el verano, tradicionalmente la piscina tenía que vaciarse por completo, desperdiciando una gran cantidad de agua, para, con la llegada de nuevo del buen tiempo, llevar a cabo una exhaustiva limpieza y posterior llenado. Todo este proceso, tan costoso y laborioso, constituía todo un handicap para los propietarios de una piscina en casa y era una de las principales razones por las que muchos descartaban tener una piscina en casa.

Sin embargo, en la actualidad existen un sinfín de soluciones que permiten la conservación del agua y de tu piscina durante todo el año, con el consiguiente ahorro de agua y de esfuerzo. Según un estudio de ABRISUD, empresa especializada en cubiertas de piscinas, el 85% de los propietarios de piscina mantienen el agua de una temporada para otra y ésta se puede reciclar durante 4 o 5 temporadas sin ser cambiada del todo.

Pasos para mantener tu piscina durante el invierno:

  • En primer lugar, debemos mantener el agua por debajo de los 15 grados centígrados. 
  • Al finalizar la temporada de baño, realizaremos una limpieza completa de la superficie de la piscina, intentando retirar cualquier resto de suciedad o algas que se haya podido generar. No debemos olvidar limpiar también los filtros, skimmers y las compuertas.
  • El siguiente paso sería comprobar que el pH de nuestra piscina esté entre 7,2 y 7,6 puntos. Este nivel lo podemos comprobar con un kit medidor que podrás encontrar en nuestras instalaciones. El funcionamiento de este medidor es sencillo: al contacto con el agua, los químicos que alberga en su interior reaccionan y cambian a un color u otro en función del nivel que contengan.
  • Una vez que hayamos ajustado correctamente el nivel de pH, debemos aplicar un tratamiento de choque de cloro, hasta que alcance una concentración de cloro superior de 1,5 mg/l.
  • A continuación, debemos agregar al agua los productos invernadores, que serán los responsables de evitar el crecimiento de microorganismos o algas en nuestra piscina. Siempre seguiremos las instrucciones del fabricante o de profesionales. Consulta en nuestras instalaciones Brico Rondón y nuestro personal te indicará cuál es el producto más indicado para tu caso y las cantidades adecuadas.
  • La repetición de este proceso se realizará, como normal general, cada 3 meses.

 

En Brico Rondón disponemos de una amplia gama de productos para el mantenimiento de tu piscina durante todo el año. Visita nuestras instalaciones y descubre por ti mismo/a todas las ventajas que podemos ofrecerte.

¿Te gustaría compartirlo?