facebook

En esta época del año en la que el invierno y el frío han llegado, todos queremos protegernos de estas bajas temperaturas. Una estación amada y odiada por muchos, en la que cada vez apetece más quedarse en casa con la familia, compartiendo momentos y refugiándose del frío. Por ello vamos a compartir unos consejos para combatir el frío en casa y que estos momentos sean más llevadero.

 

Consejos para combatir el frío en casa

El invierno ha llegado para quedarse durante unos meses. Vamos a combatirlo con nuestras mejores armas.

 

Ventilar la habitación:

En invierno también es adecuado abrir la ventana para ventilar la habitación. Es necesario ventilar la habitación para controlar la humedad y poder mantener un entorno más saludable.

Si dejamos la ventana abierta, por mucho tiempo, la habitación se enfriará. Si esto ocurre debemos de cerrar la ventana y conectar el radiador o el calentador hasta que la temperatura se mantenga a 20 grados aproximadamente. Ésta es la temperatura óptima para la vivienda durante el día.

 

Controlar la calefacción:

Hay varias medidas que nos ayudan a combatir el frío en estos meses de invierno.

Una de ellas es ajustar la temperatura del termostato según el momento del día.

Como ya hemos mencionado anteriormente la temperatura adecuada durante el día ronda los 19-21º, mientras que por la noche se recomienda bajarla a 15-17º.

 

Controlar la calefacción

 

Reforzar el aislamiento de suelos, ventanas y puertas:

  • Suelos:

Con la llegada del frío es importante que pongamos alfombras en casa, se suele pensar que sólo se utiliza de elemento decorativo, sin embargo, estos elementos también tienen carácter aislante.

Existen tapices de todo tipo para poder combinar con cualquier hogar y estilo.

Los tejidos como la lana y el algodón proporcionan bastante calidez.

Otros tejidos como el yute o el mimbre, son tendencias y se adaptan a cualquier estación del año.

Algunas alfombras incluso pueden colgarse de las paredes, a modo de tapiz, y ayudar con ello a mantener el calor en las habitaciones.

 

  • Ventanas:

Una de las fuentes de frío más típicas son las ventanas.

Lo primero que tenemos que hacer es verificar que las ventanas queden cerradas herméticamente, para que la corriente de aire frío no se filtre en el interior.

Nos encontramos con cuatro formas de tapar el frío exterior de las ventanas:

  • Doble ventana: Para aislar bien el frío es importante que las ventanas de tu hogar sean de calidad. También tenemos la opción de incorporar una doble ventana o doble cristal, para que así la calidad térmica aumente y el sistema de cerramiento sea mayor.
  • Burletes: Unas de las soluciones más comunes son los burletes que impiden pasar el frío, son fáciles de colocar y su precio es bastante asequible. Lo podemos encontrar de diversos materiales, dependiendo del lugar donde vayas a utilizarlo y de las necesidades de tu espacio.
  • Cortinas: Cortinas gruesas o térmica son un elemento que van aportar calidez a tu hogar. Para aislarnos del frío, conviene utilizar cortinas de suelo a techo, creando una bolsa de aire entre el vidrio y la cortina rugosa. Si utilizamos una cortina doble puede ser muy beneficioso, ya que durante el día permiten la entrada de la luz, y de noche la tela más gruesa hará de barrera contra el frío.
  • Persianas: La opción de las persianas también es bastante común entre los hogares, ya que las persianas además de ser un buen aislante, son un buen sistema de seguridad. Podemos escoger entre diversos materiales y precios, por lo que deberás conocer bien tus necesidades.

 

  • Puertas:

Incluso con las puertas cerradas notaremos algunas corrientes de aire, ya que nuestro hogar está lleno de rendijas en las puertas.

Para evitar que el frío se nos cuele por debajo de las puertas es conveniente tapar estos resquicios por donde entran las corrientes de aire.

Con cintas adhesivas de aluminio, silicona, sellos y aislamientos a prueba de corrientes de aire, se podría mantener un 10% más el calor que produce la calefacción.

 

Formas de tapar el frío exterior de las ventanas.

 

Aislamiento de paredes:

Las paredes son un puente térmico que une el frío del exterior con el calor de nuestro hogar.

Además de tener ventanas dobles de PVC o acristalamiento, hay que aislar muy bien las paredes ya que se puede escapar el calor de la casa y filtrarse el frío exterior.

Por eso, cubrir nuestras paredes con materiales aislantes como el pladur, las cámaras de aire intermedias, etc., son las mejores opciones para calentar nuestra casa.

También es una buena opción cubrir las paredes con cuadros o estantería para el aislamiento del frío.

 

Distribución de los muebles:

Una habitación acogedora cubre los espacios demasiado vacíos para evitar las corrientes de aire.

Los muebles absorben el calor, por ello son uno de los responsables de que necesites más energía para calentar tu hogar.

La decoración debe seguir una estructura eficiente, por lo que debemos de usar el ingenio y la creatividad para darle a la habitación un toque especial y acogedor.

Es conveniente que sean muebles de materiales nobles o tapizados.

Los que más calor atraen son aquellos fabricados de tela, como los sofás o sillones.

Los especialistas en interiorismo aconsejan alejar los muebles del radiador, para que el aire caliente pueda circular libremente.

 

Distribución de muebles

Utilizar mantas y sábanas:

La clave para dormir calentito, sin que el frío nos moleste, es preparar adecuadamente el sitio donde vamos a dormir.

La cama es mejor colocarla en un lugar donde no se encuentre cerca de la corriente de aire, como puertas y ventanas.

Además, para protegernos del frío es conveniente cubrirnos con las mantas adecuadas, mientras dormimos o descansamos en nuestro tiempo libre.

 

Mantas para refugiarse del frío

 

 

Sistemas de calefacción:

Con la llegada del invierno, los sistemas de calefacción son muy importantes para las viviendas. Por ellos vamos a hablar de algunos de estos sistemas, para saber cuál es el adecuado para cada necesidad y hogar.

  • Bomba de calor:

¿Sabías que el aire acondicionado también puede calentar tu casa? Son aparatos dotados de una bomba de calor que pueden enfriar en verano y calentar en invierno, usando el mismo sistema, a la inversa.

Mejora el aire de tu hogar y reduce el tiempo para alcanzar la temperatura óptima.

Son perfectos para zonas templadas, de inviernos suaves y cortos.

 

  • Radiadores de aceite:

Los radiadores emiten el calor a través de un fluido, un aceite térmico interno que se calienta por resistencias eléctricas blindadas.

Son muy cómodos y fáciles de transportar, por lo que son bastante populares.

Su gran ventaja es su versatilidad, gracias a sus ruedas.

No necesitan instalación, por lo que se pueden disfrutar en cualquier lugar que se tenga un enchufe.

No generan residuos y son totalmente silenciosos, y la mayoría se pueden programar.

Son radiadores de bajo consumo y muy eficientes energéticamente.

 

  • Radiadores de mica:

Como alternativa podemos elegir radiadores de mica, que no contienen ningún fluido interno.

La mica es un mineral de excelentes cualidades térmicas.

No consumen oxígeno y se calienta rápidamente.

Estos radiadores ofrecen un rendimiento óptimo.

 

Estufas

 

  • Emisores térmicos:

Funcionan en seco, pensados para colocarse de forma fija en un lugar determinado que necesite calor en un momento concreto.

Son cómodos y portátiles con soportes de suelo o pared, para así estorbar menos y tener una fijación permanente.

Tiene múltiples ventajas, las más destacas son su ahorro energético y su respeto con el medio ambiente.

 

  • Termoventiladores:

Funcionan conectándose a la red eléctrica y se calientan rápidamente.

Incluye la función de ventilador, que distribuye de forma más homogénea el calor. También son útiles en verano porque pueden refrescar el ambiente con aire frío.

Son perfectos para las mesas de oficina, las habitaciones pequeñas y para colocarlos junto a la cama.

Son ligeros y muy rápidos, se nota el calor al instante.

 

  • Estufas:

Las estufas son el sistema de calefacción más tradicional de todos.

La tecnología de hoy en día es muy actualizada y avanzada.

Es la mejor opción para espacios frío y para las mesas camilla.

 

Estufas para combatir el frío

 

  • Brasero eléctrico:

Es un aparato que utiliza un ventilador u otro tipo de sistema, para proporcionar calor generado por medio de una resistencia.

Tienen como ventaja su calor duradero, y puede durar hasta 45 minutos al desconectarlo.

Tienen un diseño atractivo y ligero.

 

  • Mesas camilla:

Este mueble se convierte en imprescindible en invierno.

Es una mesa redonda o cuadrada, que tiene una base en la parte inferior sobre la que se puede colocar un brasero.

Estas mesas camilla tienen diversas ventajas, entre ellas su confort y diseño.

 

Llegada del invierno.

 

Desde Rondón, esperamos que la llegada del frío sea más llevadera con nuestros consejos para combatir el frío en casa.

Esperamos que te haya gustado estos consejos para combatir el frío en casa y, claro está, que te haya servido de ayuda.

En nuestras tiendas encontrarás todo lo necesario para poder combatir adecuadamente la llegada del frío.

 

Compra Online
Brico Rondón