Si decidimos tener una piscina en nuestro hogar, tenemos que tener claro que no podemos dejar de lado su limpieza y mantenimiento. Las buenas condiciones del agua son esenciales para que podamos disfrutar de un buen remojón. En el mantenimiento de la piscina juega un papel muy importante las Depuradoras para Piscinas. Sin ellas seríamos incapaces de cuidar su buen estado. A continuación, le mostraremos los diferentes tipos de depuradoras que podrás utilizar dependiendo de la piscina que posea.

 

  • Depuradoras de hipoclorito o dicloro: Es el tipo de depuradora más común. El hipoclorito o dicloro se utiliza para asegurarse de que el nivel de cloro está correcto y de la limpieza del agua. Son perfectas para zonas que estén rodeadas de vegetación o césped.

 

  • Depuradoras de dosificación automática: Están encargadas de añadir el cloro y mantener el pH del agua. Esto lo hacen a través de unas bombas, consiguiendo así, que los niveles de la piscina sean los adecuados y necesarios.

 

  • Depuradora de ionización cobre-plata:Este sistema de ionización cobre-plata aumenta el rendimiento de los filtros para hacer que la piscina esté en mejores condiciones, lo que se traduce en una mayor limpieza del agua. Esta depuradora se suele utilizar en aquellas piscinas que poseen problemas con las algas o en las que el agua suele corroerse.

Si quieres conocer como funciona una depuradora pincha aquí.

 

elegir la depuradora correcta

¿Qué hay que tener en cuenta sobre las Depuradoras para Piscinas?

La depuradora, dependiendo del tamaño de la piscina puede ser manual o automática. En el caso de que sea manual, deberemos incorporal el producto necesario nosotros mismos, cerciorándonos de que lo estamos haciendo correctamente. Por el contrario, si contamos con una depuradora automática, los productos se verterán al agua según los niveles con los que cuente nuestra piscina, que serán medidos a través de una sonda.

El producto químico que más se utiliza es el cloro, sin embargo, debemos saber que si no lo controlamos puede causar, por ejemplo, irritación en los ojos y en las vías respiratorias. Por ello, se está demandando cada vez más el ozono. El ozono es un producto totalmente seguro para el baño, evita la aparición de algas y es más barato que el cloro.

Además, un elemento determinante en la depuradora es el motor (lleva el agua al sistema de filtrado y comprueba que vuelve limpia a la piscina). Dependiendo de la cantidad de agua que albergue tu piscina necesitarás más o menos potencia. Esto hay que tenerlo presente a la hora de elegir la depuradora perfecta.

Si quieres saber más sobre mantenimiento de piscinas le facilitamos aquí un manual para el encargado del mantenimiento de la piscina.

Si te ha gustado este post, no dudes en compartirlo. Desde Rondón nos ponemos a su disposición si necesita ayuda con la elección de la depuradora.

 

Compra Online
Brico Rondón