A la hora de elegir una barbacoa hay que tener en cuenta que existen varios tipos de barbacoa. Debes decidir la que mejor se adapte a tus necesidades, teniendo en cuenta diferentes factores como pueden ser el tamaño, el peso, su mantenimiento, etc.

La barbacoa es un elemento fundamental que no debe faltar en tu jardín, ya que te permitirá compartir grandes momentos acompañados de amigos o familiares. A continuación explicaremos los diferentes modelos.

 

Tipos de Barbacoa.

 

* Barbacoa de obra:

Es la opción idónea si tienes un jardín, patio o terraza de gran tamaño para cocinar. Están fabricadas con ladrillo y piedra, y son más cómodas al estar siempre montadas.

Existen dos tipos de barbacoa de obra, dependiendo de si es en campana o sin ella.

 

– Barbacoa de obra en campana:

Se caracteriza por canalizar mejor el aire, por lo que su combustión es mejor. Con la barbacoa en campana se pueden controlar mejor las chispas que se generan con su encendido, además, el humo se redirige por su campana, quedando el resto de la zona libre de humo.

 

– Barbacoa de obra sin campana:

En este caso la visión de la comida es mucho mejor, sin embargo, el humo no se puede controlar. Puede nutrirse tanto con carbón como con leña.

La principal ventaja de las barbacoas de obra es que tú puedes diseñarla como quieras, del tamaño y forma que mejor se adapte a tus necesidades. Además, suelen ser mucho más duraderas que las barbacoa de gas o la barbacoa de carbón, ya que se fabrican con ladrillo.

 

Barbacoa de carbón:

tipos de barbacoa

Es el tipo de barbacoa más demandado, debido a que es muy práctica y fácil de montar y manejar. Normalmente suele tener ruedas por lo que puedes trasladarlas de un lugar a otro sin ningún tipo de problema y colocarlas en el lugar que quieras. Otro aspecto muy positivo de estas barbacoas son su gran versatilidad. Hay muchísimas variedades, por lo que puedes encontrar una que se ajuste a tu demanda. Encontramos desde las redondas de siempre, hasta las que son estilo mesa, mucho más grandes y con mayor capacidad.

Este tipo de barbacoas son bastante sucias y tendrás que limpiarla de forma regular. Una ventaja es que no necesitan electricidad ni gas para su funcionamiento. Son muy recomendados los modelos con tapa, ya que hacen que el carbón se mantenga encendido por más tiempo.

 

* Barbacoa de gas:

Funciona con quemadores que se alimentan del gas suministrado gracias a las bombonas ubicadas en su interior. Alcanza su temperatura máxima en poco tiempo y el tiempo de cocción se reduce. Este tipo de barbacoa es grande y costosa de mover por su gran volumen, por lo que hay que tener en cuenta el sitio donde deseas colocarla. Las barbacoas de gas son fáciles de utilizar porque gracias a los mandos puedes encenderla y controlar la temperatura.

 

Barbacoa eléctrica:

Su gran ventaja es que no desprende olor a humo que quede impregnado en la ropa o las paredes. No necesita ningún tipo de combustible y es muy práctica y ligera. Con este modelo de barbacoa, podrás tener una barbacoa en tu casa por muy pequeño que sea tu jardín.

 

Si te interesan temas sobre jardín también puedes leer: Ideas e inspiración para el mantenimiento del jardín de casa.

Existen multitud de posibilidades con respecto a los tipos de barbacoa que poder elegir. ¿Cuál crees que se adapta mejor a tus necesidades? Puedes dejar tus dudas o comentarios debajo de esta entrada.